Análisis del anuncio de Carolina Herrera – Good Girl / Bad Boy

Good Girl salió por allá el 2016, un concepto interesante que si se lanzara ahora no sería igual. Pienso en la propuesta de su envase (¡un zapato de tacón!) y en el nombre del perfume (¿cómo se supone que es una good girl?)… El caso es que se trata de un anuncio bastante habitual. Se ve a Karlie Kloss, una chica guapa y elegante, mirando por la ventana desde un rascacielos de Nueva York. Todo bien ahí; pero algo pasa cuando pisa fuerte con el tacón, gesto de fortaleza que cambia la escena. Lo siguiente que vemos es a la modelo paseando de noche arrasando a cada paso, no deja indiferente y deja maravillado a todo aquel que la ve. Mira fijamente a cámara y remata el spot diciendo “Good to be Bad”.

El del hombre ya no es good, es bad, Bad Boy. Como siempre pasa, hacer un segundo anuncio manteniendo la idea original es complicado. Se intenta, pero se suele notar una falta de consistencia. En este caso el anuncio empieza parecido, vemos al actor Ed Skrein en otro pisazo de Nueva York y se va a comerse la calle. En los pasos que da, es cuando pasan cosas; pero en este caso se ha forzado un poco con un rayo. Es un elemento casi azaroso del primer spot que pensaron bueno para hacer su spin-off de la versión masculina. Es precisamente el rayo, la forma del envase en este perfume. Claro, un envase en forma de zapato masculino como que no era lo mismo…

El caso es que es un anuncio típico en el que se asocia el perfume al éxito y la seducción, añadiendo características potentes de personalidad, fortaleza de carácter fuerte y una actitud de comerse la noche. Diría que precisamente por eso, va dirigido a hombres y mujeres sobre 20-30 años.

Entradas recomendadas