No sueltes la chapa

Comunicación efectiva: NO SUELTES LA CHAPA.

En muchas ocasiones, cuando nos disponemos a dar mensajes para los demás, no pensamos qué quiere nuestra verdadera audiencia objetivo.

Veámoslo con un ejemplo: apuntarte a una oferta de trabajo que has visto que te interesa.

¿Qué se suele hacer en un proceso de selección como candidato? 

Pues haces un CV maravilloso mostrando la excelente formación que tienes, la impresionante experiencia que has conseguido y las fascinantes habilidades que complementan tu perfil con el cargo. 

¿o no?

Y no solo eso, también es habitual adjuntar junto con el CV (que ya es densito de coj***s) una carta de motivación explicando por qué crees tú que eres el mejor candidato para el puesto. 

Claro, ¿qué dices ahí? Lo típico:

Yo… mejor…. 

Yo… experiencia… 

Yo… valores…

Ahora pensemos en quién va a recibir eso, el verdadero receptor del mensaje. 

Lo más probable es que sea alguien de RRHH, que desconoce la gran mayoría de tecnicismos de tu puesto, así como las necesidades prácticas del día a día para el mismo. 

¿Qué es lo que querrá escuchar?

Probablemente menos “yo” y más:

-Si me eliges a mí no vas a cagarla

-No te voy a dar problemas

-Tu jefe estará contento por tu buen ojo

-Soy una persona interesante, tendrás ganas de conocerme 

-Si me entrevistas, no será una charla aburrida, pasarás un buen rato

Diferente, ¿no?

Debes comunicar tu identidad, quién eres

Mi trabajo consiste muchas veces en ayudar a que las personas o las marcas comuniquen mejor. Pero antes de comunicar, debes tener en cuenta una cosa primordial:

Debes saber bien quién eres, tener clara tu identidad.

De lo contrario, costará decir algo q llegue a tu audiencia

Algunas ideas…

Lo primero, ¿desde dónde vas a hablar? 

¿Desde lo que ofreces? 

Deberá ser algo muy bueno; porque si no tienes tu identidad definida, lo podrá copiar cualquiera.

O si no, vas a hablar desde el mensaje en sí? ¿Desde lo que dices? 

Tendrá que ser muy llamativo; pero no será creíble si tu no lo representas. No tienes que ser 100%, pero unos mínimos. 

Yo veo cada vendehumos en anuncios de Youtube que se nota tan cartón piedra…

Otra, ¿y si hablas desde a quién te diriges? Aquello de dar un mensaje relevante a tu target. 

Será alguien interesante; pero no le llamarás la atención tú… Esto es como en el instituto, si no era cool, pasas desapercibido.

Identidad…

Antes de comunicar, debes tener clara tu identidad y tener un punto de vista personal sobre lo que te rodea. 

Desde ahí comunicarás mejor.

¿Sientes el Síndrome del impostor?

Es aquello de sentirte que no mereces estar ahí, que no tienes las habilidades, el talento o la experiencia suficiente para ese trabajo.

No se trata tanto del miedo a fallar o no atreverse a hacer algo (que a veces también), es más la sensación de que te pillen, que descubran que no vales para eso

Te podrían decir cosas como…“oye, no tienes ni p*** idea, ¡pírate!” “¿Por qué te dedicas a esto si no sabes? Por favor, deja de perder el tiempo y dedícate a algo de verdad”

Claro, tú probablemente les responderías… “ay, es verdad, lo siento…” “perdona, sí, si yo tendría que dejarlo y dedicarme a otra cosa”… “ ya, no sé porque pierdo el tiempo con esto si no sé…”

No hagas caso. Es normal y no te pasa solo a ti… Asumes que a la gente que le va bien no se sienten así; pero eso no es verdad. En muchos casos se sienten así a pesar de tener éxito

El síndrome del impostor es una combinación mal gestionada de tu forma de ser muy exigente, humilde y demasiado perfeccionista.

Piénsalo. Si es verdad que descubren que eres un fraude, que no pintas nada en esta profesión y que estás robándole el trabajo a otros.. ¿Qué es lo peor que puede pasar? 

¿Que des un punto de vista diferente y enriquecedor? ¿Que disfrutes y agradezcas mucho más cualquier oportunidad? ¿Que te pueda alegrar cualquier progreso por pequeño que sea?

No hagas caso. Sí que vales para esto. En lugar de bloquearte o querer abandonar, úsalo como una motivación para buscar siempre la mejora continua, aprende tanto como puedas; porque lo que más te da esa sensación es que aquello que tanto te gusta…

…te sientes pequeño porque hay tanto y tanto por explorar que nunca acabarías. Tienes mucho por aprender porque es algo impresionantes para ti

Míralo como una fuente inagotable de crecimiento y mejora, no como una carga.

¿Por qué ‘desaparecen’ marcas que fueron relevantes?

Uno de los problemas más comunes al crear una marca:

La marca funciona bien y luego desaparece.

¿Por qué?  

¿Qué suele pasar?

1, Alguien crea un proyecto.

2, Ese proyecto se basa en un producto o servicio.

3, Se crea la marca para vender lo que sea que ofrezca.

4, Se consigue un cierto éxito.

Y claro, luego…

5, El producto o servicio pierde demanda o pasa de moda.

6, La marca está desactualizada, no conecta con el mercado.

7, Desaparece marca, proyecto o se enreda en un bucle haciendo push en exceso con lo que ofrecía 

¿Qué falla?

La marca acaba desactualizada porque se basó en exceso en ese único producto o servicio.

En general, es bueno que la marca tenga un valor por sí misma, que no sea dependiente de lo que venda; de lo contrario, esa marca tendrá un recorrido muy corto en tiempo y en relevancia, tanto como lo tenga el producto (además que será difícil tener éxito con otro nuevo).

Si la marca no es más general y no tiene un valor por sí misma, será difícil que bajo ese paraguas ofrezca algo diferente sin perder credibilidad y autenticidad.

Define bien tu marca, es tu identidad y seguro para el futuro.

¿Cómo mostrar tu marca como algo bueno?

¿Cómo mostrar tu marca, producto o persona como algo bueno e interesante aunque no tengas pruebas? 

Fácil: Diciendo que mucha gente ya piensa que eso es así. Y tiras pa’lante…

O sea, más claramente: hay que hacer ver que la gente está contenta contigo incluso sin ser verdad…

Efectivamente. Es una pequeña técnica de manipulación y se usa constantemente.

Estamos hablando de una argumentación ad populum o falacia populista. 

Por lo tanto:

¿Cómo dar un mensaje sin tener evidencia? 

Decir que es la opinión de la gente y ya. 

¯\_(ツ)_/¯

Ejemplos:

“Esta cantante es muy buena, tiene muchos fans”

“Compraré este producto, su marca es la líder del mercado”

“Si tanta gente opina esto… Será cierto”

¿Te suena? Seguro que has visto algo así de vez en cuando en marcas y muchas veces en política…

Debes dar una afirmación respaldándola con la supuesta validación de la gente en general, en lugar de características objetivas claramente medibles.

Dices algo bueno de ti; pero no lo dices tú, lo dicen los demás (guiño, guiño).

Mola, porque afirma una premisa que se desconoce 

**¿esa cantante es buena o mala bajo qué criterio?**

y además se le da autoridad a un supuesto criterio que tiene la opinión mayoritaria (como si eso fuera tan sencillo de afirmar).

Hay marcas que usan encuestas o dicen lo de 9 de cada 10 dentistas…

Si se hace una encuesta de verdad, no está mal; sólo que en el fondo, si lo piensas, depende de qué cosas, nada valida un razonamiento solo porque “la mayoría” lo crea. Y si encima te lo inventas, pues…

Usando esta técnica de argumentación, sea cierto o no, darás por hecho que la opinión general tiene autoridad y validará tu propuesta.

Ejemplo de vender «ser mejor que los demás»

Hoy vamos a ver un pequeño ejemplo de cómo puede ser bueno crear una sensación a tu potencial cliente de “YO SOY MEJOR QUE LOS DEMÁS”. 

Veamos una marca de joyas: ANH jewelry.

Más allá de los diseños que tiene, que están espectaculares, quedémonos con su mensaje al ver su perfil de Instagram:

“My corner of the world where I can break the rules ✨
Handmade in Brooklyn by @albanavarrohierro”

Está genial; porque da valor en quién llega a interesarse por sus productos. 

Lo que vende con ese mensaje ya no es un producto o diseño determinado, es la sensación que puede experimentar su potencial cliente.

Esa persona interesada puede pensar que es alguien, que sabe de diseño o mejor todavía, que esa persona es “mejor” que los demás, al sentirse más lista, hábil o especial al descubrir la marca. 

Me explico:

Me imagino la conversación q podría tener esa persona q ha comprado una d las joyas de ANH con alguien q le pregunte:

-Qué pendientes más bonitos, d donde son?

-Te gustan? Son unas joyas especiales, son de Brooklyn, ojo, una marca q solo pocos conocen

-Ya me pasarás el contacto…

Vale, sí, he simplificado mucho y le faltaría un poco más de dramatización a la charla; pero ¿se entiende la idea? 

Se ha vendido una experiencia. Esa persona se siente que ha subido de alguna forma en su posición social. Ella es más inteligente que el resto.

Esta marca es interesante porque muestra cómo apalancarse en el valor de la consumidora como experta o buscadora de “tesoros” sentirse “Smart”. Son joyas de Brooklyn, ojo, una marca que nadie conoce…

https://www.instagram.com/anhjewelry/

Todo el mundo quiere su propia satisfacción

Todo el mundo busca su propia satisfacción.

Nadie busca un producto o persona por el hecho de existir. Lo que todo el mundo busca es una emoción egoísta gracias los demás.

No me refiero a seducir a Fulanito o Fulanita, aunque también aplica, no le vendas la moto, cúrratelo, hazle sentir algo en lugar de soltar la chapa…

Me refiero a que todo el mundo quiere sentirse bien, sentir una emoción positiva y trata de encontrarlo en el exterior.

Negocio, Marketing, Comunicación…

En general, no debemos hacer estrategias de presión para que nos compren o contraten. Debemos entender su búsqueda emocional a cubrir y luego tratar de proporcionarle esa emoción con nuestra oferta.

Las preguntas que debemos hacernos son:

¿Cómo podemos ser más relevantes?

¿Cómo podemos significar algo?

Entendiendo su búsqueda emocional, comprendiendo su contexto y hacérselo sentir. Que sueñe.

Conectarás más si seduces que si presionas.

¿Cuál es tu posicionamiento de marca?

¿Cuál es tu posicionamiento de marca? 

Quieras o no, lo tienes.

Cuando uno tiene una marca, por mucho o poco que la hayas trabajado, tienes que pensar en tu posicionamiento: ¿Dónde te coloca la gente en su mente cuando piensan en ti?

Una cosa es lo q tu creas de ti y otra es lo q transmites. Hay q jugar con todos los elementos q ayuden a crear la idea:

-El nombre

-El logo (si aplica)

-Tu imagen, colores o incluso cómo vistes

-Los mensajes q das, qué dices

-Cómo transmites tus ideas, el tono, la frecuencia…

Todo esto ayuda a que los demás tengamos una idea de ti. Y eso, además, no depende sólo de lo que tu haces, también de qué forma tenga de ver el mundo la otra persona. Prejuicios, nivel de comprensión…

Ahora bien, debes trabajar la parte que tú puedes controlar.

El éxito estará en que seamos capaces, por un lado de estar presentes en la mente de la otra persona y de diferenciarnos significativamente del resto.

¿Necesitas ayuda para comunicar tu marca?

Es maravilloso cuando lo que quieres decir y lo que ha entendido la otra persona cuadra a la perfección. Cuando tienen una imagen de ti clara y reconocible, se acuerdan y te colocan en un lugar privilegiado de su mente. 

Pero…

¿Se entiende tu proyecto? 

¿Qué imagen estás dando? 

¿La idea con la que se queda tu audiencia es la que has escrito? 

¿En lugar de venderte demuestras tus puntos débiles? 

Es común, eh. No te pasa sólo a ti. Uno le pone ganas… pero cuesta. 

¿Y por qué pasa esto? 

Por nuestro cerebro q está muy desarrollado. 

Ojo, no es ironía. 

El cerebro evolucionó hacia la lógica y el pensamiento abstracto. Somos capaces d llegar a pensamiento complejos; pero oh, eso de comunicarlo… Se podría decir que tenemos un exceso de mente racional.

Siempre que tratamos de vender algo (en este caso a nosotros mismos o a nuestro trabajo), tendemos a hacerlo a lo fácil: 

Decimos los 4 datos que tenemos claros en nuestra mente; pero no pensamos en conectar emocionalmente con el otro. 

Tendemos a improvisar y hablamos sin una intención ni un hilo conductor claro.

Resultado? Los demás no saben dónde colocarnos.

Solemos replicar mensajes que hemos escuchado toda la vida: este bolígrafo es perfecto, tiene un color espectacular, funciona muy bien… 

Así nadie va a querer saber de ti. No conectas. 

Aquello que conecta con la gente está en la parte más animal de nuestro cerebro: las emociones. 

Por eso funcionan tan bien las historias (el storytelling que dicen algunos) y conectar con algo que despierte su corazón.

La clave de una buena comunicación es que sea sencilla, tenga un objetivo claro y sobre todo, que emocione.

Entonces, ¿necesitas ayuda? Prueba una sesión de consultoría estratégica conmigo de 1’5 horas.

Puedes contactarme por email, DM en redes sociales o en www.chakann.com, en contacto.

Cosas que deberían dejarnos de importar

Es habitual dudar y darle vueltas a las cosas; pero a veces, nos pasamos y perdemos la cabeza por «lo que puedan decir».

COSAS QUE DEBERÍAN DEJARNOS DE IMPORTAR y centrarnos en lo que de verdad nos preocupa (si se te ocurre alguna otra, súmate, eh):

1, Personas que no se preocupan por ti. Cuanto más te preocupes, menos les importarás. Simplemente ignóralos y concéntrate en ti mismo.

2, Personas tóxicas. Simplemente aléjate y no dejes que su energía negativa te agote o te hagan dudar.

3, Edad. Nunca es demasiado tarde o demasiado pronto, haz lo que creas que debes cuando quieras.

4, Tu pasado. Nos marca y define quienes somos; pero no quiere decir que tengas que estar siempre condicionándote por eso. 

5, Los que es “correcto” para la sociedad. Hay tantas formas diferentes de bueno o malo como personas. Nunca dejes que definan qué es bueno o malo para ti.

6. Lo que piensan los demás. Nunca conseguirás que todo el mundo acepte quién eres o qué dices. Haz lo que sientas correcto y no te arrepentirás.

Estás de acuerdo? Se te ocurre alguna otra? Añade las tuyas en comentarios!