Orden y Decisiones

Sería genial que te dedicaras solo a lo que te gusta. Que ya lo tuvieras todo por la mano y sólo tuvieras que hacer TU TRABAJO. Que fluya, que todo sea rápido, ¿se te ocurre una idea? ¿Te encaja? Pues la pones en marcha. ¿Que no? Pues la descartas. Sin remordimientos, sin dudas, sin inseguridades. Sería genial poder tener esa rutina, esa dinámica positiva, progresar. Aquel ritmo en en el que sólo haces lo que vale la pena.

Lamentablemente, no siempre es así, siempre hay problemas, la mayoría de ellos, dentro de ti. Existen varias posibilidades:

1, Tiendes a hacer muchas cosas sin sentido y acabas ocupando el tiempo; sin resultados.

2, Tienes las ideas claras, un objetivo a largo plazo definido, pero te cuesta bajarlo a tierra. 

3, Te pasas el día haciendo planes y te frustras cuando no avanzas.

4, Tienes que tomar una decisión, pero la vas posponiendo. Te agobias y te afecta en la autoestima.

5, A pesar de tenerlo todo claro, hay dos opciones y no sabes cuál escoger. Consecuencia: bloqueo y frustración.

Y muchas más situaciones parecidas, ¿verdad? Hay que poner orden, priorizar, tomar decisiones y sobre todo, avanzar.

Yo también he pasado por eso, eh. He tenido diferentes momentos en mi vida en los que sí o sí tenía que poner orden y dejar de cuestionarme cosas. Durante muchos años trabajé en esos oscuros trabajos de consultoría de marketing e innovación. Trabajos en los que tenía relación con la creatividad pero vivía permanentemente saturado en jornadas de 12h al día, los 7 días de la semana. Si no me organizaba, era imposible salir vivo de eso.

Por otro lado, también pasé por lo contario. Me lancé a trabajar por mi cuenta, sin jefes ni horarios, ni nada… Un abismo. La falta de horarios, foco y la libertad absoluta, hizo que me dejara llevar sin control ni rumbo claro.

Ya basta, a todos nos pasa y todos podemos salir de ese caos. Algunas  personas lo consiguen solas, otras con ayuda de los demás. Si lo crees necesario, te puedo ayudar a encontrar la mejor forma de organizarte y avanzar. Algo personalizado, para ti y si hace falta te hago un seguimiento. Podemos hacerlo de diferentes maneras, con una sesión puntual para darte mi punto de vista y que retomes el rumbo; o bien mediante un acompañamiento durante un tiempo concreto con unos objetivos determinados. Lo que se ajuste más a tus necesidades.

Gracias a ello podrás conseguir:

– Ser más eficiente y con mayor productividad en tu tiempo disponible

– Definirás bien tu idea, proyecto, pieza artística, producto o servicio que desees

– Pondrás en marcha esos planes que nunca se concretaban

– Sentirás que avanzas hacia un propósito claro

– Tomarás más fácilmente las decisiones que te bloquean.

A %d blogueros les gusta esto: