Cómo poner orden y tomar buenas decisiones

Lo ideal:

– Ser más eficiente y productivo/a en tu tiempo disponible.

– Tener tu idea, proyecto, producto o servicio que ofreces bien definidos.

– Poner en marcha esos planes que nunca se concretan.

– Sentir que avanzas hacia un objetivo claro.

– Tomar decisiones difíciles o que te bloquean con facilidad.

Lamentablemente, no siempre es así, siempre hay problemas, la mayoría de ellos, dentro de ti.

Te puede pasar que…

1, Tiendes a hacer muchas cosas sin sentido y acabas ocupando el tiempo sin resultados.

2, Tienes las ideas claras, un objetivo a largo plazo definido, pero te cuesta bajarlo a tierra. 

3, Te pasas el día haciendo planes y te frustras por no saber ponerlo en acción.

4, Vas posponiendo una decisión importante y el agobio va minando tu moral y autoestima.

Pueden haber diferentes causas detrás, falta de seguridad, motivación, problemas de atención… Lo ideal es tratar de poner un punto de vista externo que te ayude a poner perspectiva, priorizar y a ordenar los pasos a seguir. 

Yo también he pasado por eso, eh. He tenido diferentes momentos en mi vida en los que sí o sí tenía que poner orden y dejar de cuestionarme cosas. Durante muchos años trabajé en esos oscuros trabajos de consultoría de marketing e innovación. Trabajos creativamente apasionantes, pero vivía permanentemente saturado en jornadas de 12h al día, los 7 días de la semana. Si no me organizaba, era imposible salir vivo de eso.

Por otro lado, también pasé por lo contario. Me lancé a trabajar por mi cuenta, sin jefes ni horarios, ni nada… Un abismo. La falta de horarios, foco y la libertad absoluta, hizo que me dejara llevar sin control ni rumbo claro.

Algunas personas lo consiguen solas, otras con ayuda de los demás. Si lo crees necesario, te puedo ayudar a encontrar la mejor forma de organizarte y avanzar.  ¿Cómo?

Lo que se ajuste más a tus necesidades:

Una única sesión de trabajo en la que trabajamos el problema más urgente que tengas. Un día único y ya.

8 sesiones a lo largo de 6 meses para trabajar un plan de trabajo y seguimiento a medio y largo plazo.

Todas las sesiones tienen una duración de 1’5 horas y su posible cancelación se debe ser comunicada con 24h de antelación.

A %d blogueros les gusta esto: